Ahora Leyendo
Brockhampton – Ginger

Brockhampton – Ginger

El grupo proveniente de Texas, Brockhampton vuelven como siempre, desde la trilogía de Saturation hasta Iridiscense, prometiendo un trabajo único y que identifique el momento creativo en el que se encuentran.

El éxito en la escena musical actual se lo han ganado a pulso, la constancia es el síntoma que siempre les ha acompañado a pesar de los achaques grupales que hayan podido tener recientemente, como la salida de uno de los miembros fundadores del grupo además de ser uno de los más reconocidos, Ameer Vann cuando fue acusado de conducta sexual inapropiada. Teniendo en cuenta los altibajos personales de cada uno de los integrantes, la separación de otros por trabajos en solitarios o la división que causó la dispersión del grupo tras el contrato con RCA de 15 millones… la música siempre ha estado en una línea progresiva que por suerte o perseverancia los fans siempre han podido disfrutar.

Brockhampton se caracterizan principalmente por la autosuficiencia, la mayor parte del trabajo es realizado por ellos mismos quienes producen, dirigen y promocionan su producto. Cuando en este análisis se habla de los integrantes en general, va referido a todos los que logran que el grupo crezca en todos los sentidos: de cantantes, escritores, productores, hasta directores o diseñadores… Todos tienen su momento en cada canción. La participación colectiva es notoria y por ello como resultado obtienen un album como Ginger, lanzado el pasado 23 de agosto.

El enfoque con el que te adentras en Ginger va más allá de lo visto anteriormente en la discografía de Brockhampton. Ofrece un pop con matices oscuros envuelto en un espacio vacío que se reconoce por las batallas pasadas del grupo expuestas en Ginger. En este disco, la banda entrega con éxito un cierre delicado Y conmovedor. Lo personal está presente como concepto, no mantiene una actitud exaltada como en Iridiscense ni se sustenta por el nervio que veíamos en la colección de Saturation. La presentación de Ginger se rige principalmente por la necesidad de abrir el baúl de negatividad que les ha perseguido estos últimos años, escondiendo las diferencias entre ellos para mostrar la importancia de la singularidad individual de cada uno. Las imperfecciones llevan consigo un camino que haría más fuerte a cualquier ser humano.

Las voces en No Halo se unen complementando la manifestación del rechazo, y el espacio que los divide son los versos que revelan sus declaraciones: relaciones fallidas, depresión, abuso de sustancias, los efectos de la fama, problemas de salud mental… No existe un motivo especial que les haga dar el paso a mostrar sus problemas personales, simplemente es el sentimiento de culpa y el estar acorralado en un entorno cerrado en la oscuridad. La falta de esperanza te convierte en un ser sin motivaciones, por lo tanto no importa si muestras tus sentimientos más personales cuando no tienes nada que perder.

Ginger en su momento se definió como un álbum de verano para sentirse bien, ese disco que te pones en la pool party para disfrutar con los tuyos. Fue lo que dijo Kevin Abstract tras la coincidencia con Shia Labeuf en una sesión de terapia grupal en Los Ángeles donde se conocieron. Para el grupo, el actor fue una de las principales fuente de inspiración para dar acabo el album con ese concepto de autoayuda y superación. La transición entre Sugar y Boy Bye son como diferentes estados de ánimo provocado por una misma persona, como en Bleach de Saturation III cuando se afrontaba la pérdida de alguien a quien quieres. En Sugar está expuesto como el recuerdo de aquello en el estribillo de Ryan Beatty y el intento de superarlo en el verso de Kevin Abstract.

Todas las voces que oímos en cada canción son la fuente del mensaje que se transmite en las canciones. En esta ocasión contamos con la participación de colaboraciones como la recién de 88rising Deb Never en No Halo o SlowThai en Heaven Belongs To You. La contribuciones vocales de cada miembro lírico del grupo cubre una amplia gama de estilos, letras, tempo… la versatilidad es notoria.

En Boy Bye los principales vocalistas del grupo tratan este tema de altibajos en un peculiar ritmo de Romil Hemnani y Q3, más enérgico pero con la misma temática, sólo que visto el mensaje desde otra perspectiva. Dom continúa con barras aludiendo su depresión (Everybody ask me how i deal with my depression. Man look, I dont got the answer to your quiestion. if I did, you woulds probably never hear from me again), Matt Champion respondiendo sus defectos con contradicciones (I been in the cockpit. i been in the cabin. Take the ego out, just revolve around the planet. I’m just havin’ fun, cops hit me, goddamn it) o Kevin Abstract intentando resolver sus traumas y preocupaciones (Trauma got me fucked up, my mama got me fucked up. My lil nigga locked up. Its like Hakuna Matata)

El cambio direccional que toma Brockhampton con Ginger es provocada por la madurez que adquieren tras años de música sin parar. Saturation era el resultado de All American Trash al igual que Iridiscense fue la consecuencia de Saturation. Ginger  generaliza ese método de evolución musical que han ido demostrando, y el desarrollo se muestra como algo sólido que mantiene el estilo que se experimentó en anteriores trabajos. En canciones como New Orleands, Boogie, Queer o Heat, dejaban claro el carácter del album nada más comenzar. En esta ocasión, se transmite la experiencia de cinco álbumes dejando claro una postura que lleva manteniéndose tres años, pero se desvía en Ginger. El resultado está en su nudo donde encontramos el momento más firme del proyecto.

Las canciones que siguen ese ánimo hace referencia a la energía característica de Brockhampton, con ritmos contundentes pero esta vez expuestos con cierto minimalismo en cuanto a producción.  St. Percy es una pista que rompe con la transición de Heaven Belongs To You a If You Pray Right. Este tipo de interrupciones, además de confusas, aportan una disonancia innecesaria. Aún así, no deshace el dinamismo entre ellas, cosa que por ejemplo si hace Dearly Departed entre If You Pray Right y I Been Born Again.

Detalles en producción como los sonidos de cuerda que va cambiando a medida que escuchamos los temas; desde No Halo o Sugar con un sonido acústico hasta St. Percy convirtiéndose en un bajo eléctrico; El cambio que da pie a hablar sobre los logros que se obtienen gracias a la confianza y el trabajo (Run up a check, until I miss and they keep on hittin, my niggas aint quittin, they wait til it drip). Pero a qué precio?

El proceso de creación en Brockhampton siempre ha resultado ser un poco caótico, en su música incluso en los vídeos que lo acompañan. Pero el conjunto que le da forma finalmente suele encajar. En If You Pray el grupo realiza un trabajo que sólo podrías esperar si viene de Brockhampton. Utilizan el plano secuencia en un vídeo con tanta facilidad y detalle que parece idealizado como algo exclusivo al album. En este caso contamos con cinco de los integrantes quienes son presentados en un primer plano, todos compartiendo una misma escena y mensaje. La discusión que tensa el hilo de If You Pray justo antes de romper en un outro son las barras en contra las creencias religiosas, que les manipula sin importar las condiciones en la que se encuentren. If you pray right, heaven belongs 2 you.

Ver también

Dearly Departed es probablemente la pista más cruda que han realizado. Se sinceran en el momento que no tienen opción de ocultar lo que verdaderamente les duele. Por ello, no necesitan más que soltar sus dolencias (I must keep creating truths and hooks to get up outta this hell for myself). La canción discurre sobre una marea de riffs entre los versos que van más allá de lo que se puede escuchar; el surgimiento de una situación de mierda en la que vuelves más fuerte que antes. La entonación en las barras son continuas, planas y acompañando al suave tempo del beat, relatando una historia que nace de la decepción. Los recuerdos que parecen ser olvidados no desaparecen si lo escondes continuamente. (Thats your cross to bear, you talk to God. I dont wanna hear, motherfucker).

Una vez se han visto arrastrados en la miseria emocional juntos, I Been Born Again es el punto y aparte hacia la superación. El laberinto cohesivo en el que al comienzo parecen estar perdidos tiene la salida a la aceptación de sus errores (Its better I try not to talk about the shit thats always on my mind), se redimen de los pensamientos que le culpan de su pasado hablando sobre la infancia, la fortuna que poseen y en definitiva mostrar de dónde vienen y quienes son en la actualidad (Texas til Im dead, like im cornfed. Here we go again, hit em one mogin. Screwed up from The Woodlands). Reconstruyen el orgullo que una vez les impidió sincerarse. Así, volviendo a nacer.

A raíz de revelar sus vulnerabilidades, convierten la inseguridad en apoyo, y la incapacidad de mostrarse agresivo acaba siendo el punto emergente de lo que realmente significa Ginger. El grupo encuentra un potente crecimiento creativo en la recta final del álbum donde se revela el tono melancólico que define el proyecto; la compresión al prójimo (Know you got your own shit, and all of it together. And you know you got your own space right here forever), rememorar el pasado que hizo convertirte en quién eres actualmente (Lost cause and a lost child,
lost my way tryna change for the wrong crowd. I’m weak and I’ll say it proud) hasta reflexionar sobre los problemas con los que lidiar en una vida sin motivación (I wish you’d love me for life. Love me for life, wish you would lie). El cambio brusco que se contempla con respecto a sus antecesores, va sobre todo por la superación representada en temas como Ginger, Big Boy o Love Me for Life con un sonido más electrónico, con pitch vocals y keyboards. Sin duda, el ritmo del disco cambia bruscamente creando un espacio donde recapacitar sobre quienes son y por qué vuelven a estar reunidos.

Cuando parece que todo va a finalizar, Brockhampton le da voz a su nuevo integrante Victor Roberts quien dedica la mayor parte del último track en contar su experiencia familiar. La manera de presentar su dolencia personal es simple, ininterrumpido, con su voz acompañado de un loop de piano… Un declive rítmico necesario para mantener la atención a su historia. Cuando se juzga a una persona por su pasado, puedes provocar que le sea imposible escapar de él, por esta razón, Victor Roberts resume su sentencia para librarse de los recuerdos que ha de soportar. La interacción grupal en Ginger es importante en su progresión, la historia que se cuenta es variada pero tiene un mismo fin: elegir a una familia. De esta forma, dan gracias por todo lo que tienen sin importar lo que no (Thanks for God for my bitches still sticking with me, when I talk, i know you listen to me, im built for the distante, thank God for me). Todos los miembros muestran una sustentación musical y emocional diversa pero consiguen que sea algo mutuo, uniendo así las piezas que acaba construyendo Ginger en un viaje con un final que supone un nuevo comienzo.

If Youre hurting, love yourself with my heart.

Pros
Cons
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 theBeatcom.
All Rights Reserved.

Scroll To Top