Ahora Leyendo
Crónica de concierto de Acid Arab en la Sala Apolo

Crónica de concierto de Acid Arab en la Sala Apolo

Como ya os avanzamos en un artículo anterior en theBeatcom, Acid Arab visitaban el pasado lunes la Sala Apolo de Barcelona para la presentación de su nuevo disco y primer largo: Musique de France. Disco publicado el pasado mes de octubre de 2016 por Crammed Discs

Las ganas que tenía de verlos eran enormes por dos motivos: el primero, que ya les había visto en el  Sónar 2016 y quería repetir y el segundo haberme quedado a las puertas del paraíso, o sea, de verles de nuevo el pasado mes de febrero  en la sala LAUT  (en Barcelona también) cuando por motivos extraordinarios se tuvo que cancelar el concierto.

Tengo que decir que, de nuevo me he quedado muy satisfecha y que,  seguramente vuelva a querer verles otra vez.  Acid Arab son para ver en directo, porque te aseguro que no paras de bailar. Durante todo el concierto se respiraba un ambiente genial, en el que público y artistas estaban a un mismo nivel de disfrute. Ellos se lo estaban pasando bien al igual que nosotros.

El concierto que como casi todos, empezó con un ligero retraso, que para nada nos importó porque enseguida se encargaron de ponernos mirando hacia Cuenca. ¿Y cómo?. Pues los franceses no se anduvieron con medias tintas, comenzando con una potencia increíble que tapaba casi por completo los sonidos árabes. Como protagonistas estaban los efectos noise típicos de la Pioneer y los 102 decibelios a los que llegaron en algunos picos en el tiempo.

También a destacar fue el  juego de luces perfectamente acompasado con cada sonido. Rayos verdes que inundaban toda la sala en los momentos más ácidos y más techno , para luego pasar a las luces rojas cuando predominaban los sonidos árabes y bajaban un poco las revoluciones.

La puesta en escena del dúo resultaba bastante original, como si de una cena se tratase,en la que  el teclista una mitad de Acid Arab estaban confrontados en los extremos, dejando al tercero y la otra mitad del dúo,  confrontado al público.

Interior de la Sala Apolo durante el concierto de Acid Arab

La actitud de ellos desde el principio fue de festival, junto a la del público, éste totalmente entregado al baile. La verdad, que para ser un lunes, la Sala Apolo estaba llena. El ambiente en general fue maravilloso. Cuando hay ganas de pasarlo bien es lo que pasa. Los artistas le ponen ganas y el público también. O sea, una maravillosa simbiosis.

Sola no fui. Mientras uno de mis amigos disfrutaba como un niño pequeño bailando, el otro me comentaba detalles técnicos y entre ello me habló de la similitud con el sonido de Michael Meyer y el sello Kompakt ( Colonia).

El final fue genial. Cuando se suponía que había terminado el concierto y ya se estaban retirando del escenario y como es normal que pase en los conciertos, el  público empieza a aplaudir aclamando un bis. El bis llego y con él los músicos se desataron a bailar y con ellos parte del público se subió al escenario. Muy guay y divertido. Cuando me di cuenta de todo y pensar por un segundo en correr y atravesar la pista y subirme con ellos, ya era tarde. Una pena. Pero lo pasamos bien, muy bien. Un buen concierto de Acid Arab.

Ver también

Así que lo dicho, si podéis id a verles, como mínimo os echáis unos buenos bailes.

 

 

 

View Comments (2)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Diseño y desarrollo web por: Marketing del Norte

© 2020 theBeatcom.
All Rights Reserved.

Scroll To Top