Freedom!  Tienes que dar algo a cambio de lo que tomas.

Esta frase se repite una y otra vez en el tema homónimo de este biopic, que co-dirige, protagoniza y narra George Michael, el cual pudimos disfrutar en el IN-EDIT Barcelona, en su 15ª edición.  Un documental que el artista lamentablemente no llegaría a ver, pero en el que trabajó hasta apenas días antes de morir. Pero no es su muerte lo que nos atañe en este momento, es su vida.  Su obra, su lucha, sus miedos y claro, las cosas que lamenta. Porque aunque no explícitamente, este documental habla de melancolía, tristeza y dolor. Y el nombre escogido es una clave de ello.

Tengo que tener algo de fe en el sonido. Es lo único bueno que tengo.

El film se enfoca principalmente en dos eventos de la vida del artista: su divorcio profesional de SONY (con antecedentes, causas y consecuencias), y la pérdida de quien fuera (según sus propias palabras) el gran amor de su vida. Todo, evidentemente, desde su punto de vista. Y desde allí todo, excepto su sonido, se ve oscuro. La fama, los excesos, la enfermedad, la pérdida, la soledad… son demonios con los que tuvo que aprender a vivir. De esto y muchas otras cosas nos hablan Mary J. Blige, Liam Gallagher, Stevie Wonder, Elton John, Ricky Gervais, entre otras luminarias que nos aportan sus visiones en torno a la vida, obra y persona de George Michael.

Creo que hay algo que debes saber. Creo que es hora de que te lo diga.
Hay algo profundo dentro de mí. Hay alguien más que tengo que ser

Esta obra audiovisual nos empapa de lo que el artista quiere que sepamos de él. Y en ello se lleva a cabo un acto de contrición y de humildad que, sin duda, nos acerca a la persona detrás del mito. En un último ritual de entrega, de sacrificio incluso, George Michael se nos muestra como él (y su amigo, colaborador y co-director, David Austin) se ve. En este film se explica a sí mismo, expone las razones por las que tomó el camino y las decisiones que tomó, y nos brinda un retrato íntimo y familiar que abarca sus 30 años de carrera artística.

¡Libertad! (Porque realmente me encantaría quedarme)
Tienes que dar por lo que tomas.
Pues parece el camino al cielo. Pero se siente como el camino al infierno.

Desde sus días de boyband con Wham!, hasta los más maduros y personales trabajos de Older (1996), pasando por su consagración como estrella pop con Faith (1987), el amargo aftertaste  que le dejó haber ascendido al trono del R&B siendo un chico blanco, y su retorno triunfal en Listen Without Prejudice (1990); desde la ilusión adolescente de poder quizás lograr un sueño imposible, hasta la profunda infelicidad de haberlo efectivamente conseguido. Freedom! es la bitácora de un viaje que, finalmente, acabó con su protagonista. Pero que, al mismo tiempo, lo liberó.

Puede que no sea lo que quieres de mí
Es solo como debe ser. Ya quita esa cara

Y Freedom! es la muestra de ello: un trabajo audiovisual bien hilado, con la dosis justa de humor y drama, que nos presenta un George Michael solitario y ávido de amor, abrumado y controlado, en suma, humano y fabuloso; sin que ello opaque de ninguna manera el inextinguible brillo que su vida y su música arrojan sobre la historia de la música pop.

Tengo que vivir, tengo que vivir, tengo que vivir…

George Michael: Freedom!
4.5

Summary

Narrada y codirigida por el propio George Michael hasta días antes de su muerte, nos hallamos ante su honesto e íntimo testamento en forma de colosal videoclip entre la candidez y la tragedia.

 

Leave a Reply