ESPECIALESINTERNACIONALMÚSICAUncategorized

Kanye West: Diamonds in the air

By diciembre 5, 2018 No Comments

Teniendo en cuenta sus próximos lanzamientos (Yhandi) y su extensa carrera musical, hablaremos mensualmente sobre su trayecto en la escena. Qué supuso para la música urbana, sus intenciones e ideas que acompañaron a Kanye West hasta convertirse como uno de los referentes claves en la música actual. Comenzaremos hablando un poco sobre sus dos primeros discos: The College Dropout y Late Registration.

Antes de que el mundo supiera realmente quién es, Kanye Omari West era el nombre que estaba detrás de grandes producciones de artistas como Talib Kweli, Alicia Keys, Scarface y por su puesto Jay Z. Es en el sello de Roc A Fella cuando el productor de Chicago decide entrar en la escena con su primer proyecto en solitario The College Dropout, un album que Kanye preparaba de manera desapercibida y que acabaría cambiando la estructura del hip hop de entonces.

El principio de los 00 estaba definido por el conciuous rap o el rap gangsta de Eminem, Lil Wayne, 50 Cent, Ludacris… todos con un estilo musical y gusto en la moda similar hasta que aterrizó en la escena un extraño con una mochila de LV, vestido de Ralph Lauren y una mente llena de ideas que no coincidió con la época. Pasó por varios obstáculos como las críticas que recibía al ser un productor que iba a comenzar a rapear hasta superar en 2002 un accidente de tráfico, la inspiración nunca se separó de Kanye y éste grabó Through The Wire mientras aún se recuperaba en el hospital. West se autofinanció para promocionar la canción y soltando mixtapes hasta que lanzó su segundo single Slow Jamz con Twista y Jamie Foxx. Finalmente, Kanye West había llegado para marcar una nueva generación. El escepticismo del público se convirtió en curiosidad optimista.

El propósito del artista siempre ha estado marcado por sus propias pautas, Kanye no tenía quién le dirigiera en su entrada al movimiento, hizo suya la manera de introducirse en la industria a pesar de las reacciones negativas. Si algo caracteriza a mr. West es por su personalidad, perseverancia y autosuficiencia. No existe una definición exacta del rap más que Música y una forma de explayarse artísticamente con libertad de manifiesto sobre su arte, tocando temas tabúes como la religión o la política.

The College Dropout rompió con el modelo expuesto desde finales de los 90 para  influir en casi todos los aspectos del hip hop que posteriormente llegarán en los 00. TCD supone la independencia del artista sobre lo establecido, una respuesta en forma de autocrítica, sobre drogas, armas y el dinero (fuck conscious rap). Musicalmente impactó gracias a su habilidad de sampleo, la vuelta del blues y el soul en sus boombap-beats, la contradicción de lo ya construido en la cultura. Kanye siempre va a ir a contracorriente, él no se considera un adicto a la riqueza, más bien al consumismo hacia lo que no puede permitirse.

I say, “Fuck the police,” that’s how I treat ‘em
We buy our way out of jail, but we can’t buy freedom
We’ll buy a lot of clothes, but we don’t really need ‘em
Things we buy to cover up what’s inside
‘Cause they made us hate ourself and love they wealth
That’s why shorty’s hollerin’, “Where the ballers at?

Las letras irónica siempre van acompañar a Kanye, la manera de ridiculizar todo e incluso reírse de si mismo es de los ganchos principales del album tratando la hipocresía y su arrogancia con humor, el anticlímax acabará llegando en cuanto te descuides. Nunca verás un pensamiento difuso de Kanye, la crítica a la sociedad va a estar expuesta de una forma u otra, Jesus Walk es de los temas que mejor lo representa. Cuestiona la utilidad de la religión: quién es Jesús y qué puede aportarle cuando los actos que más le marcarán (pecados) los toma él mismo? El tema hace uso de un impactante coro guerrillero entre tambores como si de un pasaje a la guerra o al mismo infierno se tratara.

Las críticas nunca fueron especialmente centradas en cómo Kanye veía el mundo, la sinceridad de West abarca también el sector musical de entonces, su pensamiento opuesto a la escena se ve reflejada en el disco ya que su temática principal es la de emanciparse, tomar el control y dar el paso. Kanye transmitía a su manera manifestándose desde un pensamiento más crítico y sarcástico que sentimental.

Si hay algo que le mueve a Kanye es la creatividad, las ideas que propone los lanza en forma de música. Nada pudo parar esa inquietud de crear a otro nivel. Trough The Wire fue la prueba de que lo que hacía era para intentar ser el mejor arriesgándose al fracaso inmediato. Sólo trató de crear lo que creía que faltaba en el hip hop, sintió que el estado actual de la escena necesitaba algo, y tenía razón.

I’m not using rap to get paid…I’m using rap as an opportunity to really say some stuff that needs to be heard. That people will enjoy.‘”

Un año después de The College Dropout, Late Registration sería la próxima referencia en colaboración con Jon Brion de un Kanye West en auge creativo. Si antes escuchábamos sus pensamientos desde una perspectiva de superación y opuesto al resto, en LR escuchamos a un Kanye más humano, corrigiendo errores del año anterior además de aportar un registro más extenso de lo que fue The College Dropout. Si bien puede resultar un trabajo más monótono, podría considerarse como una evolución notable a TCD.

Kanye habla sobre sus problemas con las mujeres, su complejo materno, la lujuria, el alcance a la fama… son temas que explorará de manera constante en sus futuros proyectos, sólo que esta vez lo hará con una madurez que irá en constante crecimiento comenzando desde este Late Registration. Un salto hacia una madurez que irá pasando por etapas las cuales se van a ir reflejando en cada uno de los álbumes que realizará.

Otro punto a destacar son las colaboraciones: Adam Levine encajando a la perfección en un tema de Kanye West, la aparición estelar de Jaimie Foxx o la de un desconocido Lupe Fiasco, juntar a The Game, Nas, Jay Z y Common en un mismo proyecto… además de tener todos un propósito y un sentido en cada una de las canciones donde aparecen: The Game en un tema que critica la sociedad comparando la adicción al crack a la consumición del hip hop en América. Drive Slow sería otro ejemplo, en el que su mensaje se centra en cómo tomar la vida con calma acentuando el ritmo pausado por la fluidez de Paul Wall y GLC sobre el beat.

El segundo album de estudio de Kanye West se caracteriza principalmente por la búsqueda de algo más extenso de lo que fue TCD continuando con esas influencias al neo-soul y con elementos del funk, esta vez será una orquesta lo que dará forma al disco y no instrumentos a su libre albedrío. Bajo un contexto más reducido líricamente, en lo musical nos encontramos con algo más sólido, en Late Registration el hip hop está por encima de lo que nos dejó en The College Dropout: letras que tiran por lo pegadizo sobre ritmos que se preocupan más por impactar al oyente de una forma agresiva siguiendo el patrón de crítica social.

Si con Late Registration demuestra detalles mejorados en producción y composición, todo más planeado y con un mensaje mejor expuesto, es por la ambición que posee Kanye quien no se deja consumir por sus limitaciones. Lo personal y sentimental aparecen sobre las líneas irónicas, la dedicatoria a su abuela en Roses hasta Hey Mama para su madre, motivos suficientes para seguir su curso en la música.

__________________________

Next: Graduation – 808s & Heartbreak

Álvaro

Álvaro

Twitter: @brknby__

Leave a Reply