Ahora Leyendo
Love Rave, bailando bajo la lluvia en una de las citas del año

Love Rave, bailando bajo la lluvia en una de las citas del año

La unión de Era Festival y Basoa del BBK, un sitio espléndido como la Masía de Can Gascons, o la celebración del cumpleaños de Four Tet rodeado de grandes amigos, considerados a su vez de entre los mejores selectores del planeta. Todos estos eran muchos de los ingredientes para que Love Rave, celebrado el 9 de septiembre en Llagostera, Girona, fuera la farra del año. Y podemos decir sin temor a fallar que así lo fue.

Una fiesta que no olvidaremos por la intensa lluvia que no dio rienda suelta, pero sin lugar a dudas por lo que hicimos disfrutar a nuestros oídos con unos artistas que ahondaron en las entrañas del house, sacaron a relucir gemas ocultas del disco y el funky, nos hicieron dar saltos con sonido UKG y nos enseñaron rarezas varias provenientes de los rincones más singulares de la esfera.

El entorno elegido mágico y especial, la Masía de Can Gascons, situada en Llagostera, Girona, un paraje rural y campestre que sumado a la lluvia nos hizo sentirnos totalmente en una verdadera rave inglesa en la que bailábamos rodeados de paja y animales de granja. Echando en falta un sonido mucho más potente, muy flojo sobre todo en la zona frente a cabina pero contando con una impresionante puesta en escena por otro lado para cuando el sol se desvaneció. La pista se cubría por completo de capas inmensas de humo que nos impedía ver más allá de nuestros ojos y la iluminación nos trasladaba a un cuento de hadas. Precios de bebidas adaptables al bolsillo y una buena variedad a la hora de llevarse algo de comida a la boca con varios Food Trucks, y es que no logran perderse ni una rave estos restaurantes andantes.

Metiéndonos de lleno en el asunto, la música, comenzamos la jornada ravera con un pletórico Ben UFO que nos llevaba de un estilo a otro con la máxima facilidad. Las dos primeras actuaciones de Brandon Hocura y Taraval nos las perdimos en nuestro viaje desde Madrid con algún que otro percance que nos hizo llegar con el tiempo justo para el joven inglés cuyo nombre ya no pasa desapercibido en ningún lado. Comenzando con unos sonidos africanos que invitaban al baile, pasando a un rompedor estilo pistero donde pudimos escuchar varios breaks que revolucionaban al personal. Selector nato en un viaje de hora y media de lo más variado donde pudimos escuchar hasta algún clásico como el de Mood II Swim – “Ohh”, uno de los momentos álgidos de su set. Una vez más pudimos constatar una técnica a la hora de mezclar que lo convierte en uno de los mejores deejays que te puedas encontrar actualmente.

Foto de Era Festival

El turno se lo seguía Floating Points, que con energías salía a cabina con ganas de darlo todo. Y eso fue lo que hizo. El inglés nos obsequió con una selección de disco de echarse las manos a la cabeza. Sin ir más lejos su segundo tema fue el clásico atemporal de Randolph Baker, “Getting Next To You”, que ya puso a los más sibaritas la sonrisa en la boca y a los más atrevidos a intentar seguirle el coro. Continuando con más temas llenos de sentimiento, Step By Step – “I Always Wanted To Be In The Band” y sacando su lado más pistero, haciéndonos alucinar con Daft Punk y su “Indo Silver Club”. Un set que mantuvo a todo el mundo en su sitio durante la hora y media que duró, sin duda uno de los mejores de toda la jornada.

El cumpleañero tenía turno a las 20:00, momento que salía al estrado y comenzaba con una melodía oriental que nos sumió a todos en un vaivén hipnotizante donde nos encontrábamos relajados y cómodos. Un tema que respiraba magia por todos lados, y que dio paso a otro totalmente distinto, disco en estado puro pero que logró combinar a la perfección. Hablamos del tema Question ’71, de Bobby Powell, y que nuestro querido Kieran combinó con su propio Questions durante tan solo unos segundos. El tema del verano no lo quería sacar a relucir tan pronto, por lo que tan solo nos lo acercó para que lo oliéramos. Four Tet continuó su set con una selección de infarto y de lo más variada, donde tuvimos momentos para emocionarnos con temas como lo nuevo de Bicep, Opal, o el famoso Vacuum Boogie de Floating, y también momentos de desfase llenos de saltos contenidos como cuando sonó “God Made Me Phunky”. También hubo lugar en su repertorio para varios temas reggae y africanadas de las buenas, como con De I Comahlee Ah de Jackie Mclean. Pero el gran momento que el publico recibió a lo grande llegó con su tan famoso en poco tiempo Questions que todo el mundo baila y canta este verano. El cumpleañero sabía que la mayoría de los ojos estaban puestos en él y supo hacer un set que no solo estuvo a la altura de las circunstancias, sino que las sobrepasó.

La fiesta no paraba y Joy Orbison se unió a Pearson Sound para realizar dos sendos b2b durante el turno de ambos. Siendo el primero mucho más dinámico que el segundo, logró atrapar mucho más al público, con un sonido bruto visto en temas como el “Ritmo Especial” de Daniel Maloso y a la par muy house, con temas como Rain de Kerri Chandler o Ditongo de Longo. La segunda parte optaron por sacarle jugo al sonido inglés, con un UK Garage que recibimos más que encantados pero que acabó cansando a la larga, haciéndonos echar de menos las melodías disqueras predominantes durante toda la fiesta. Eso sí, también hubo lugar para varias joyas varias en esta segunda hora y media, como al sonar el Nokturn de Axel Boman, el Furahi de Mim Suleiman, o revolucionando por completo la pista, el Cowboys & Gánsters, social disco club edit, de Gichy Dan’s.

Ver también
The Weeknd – After Hours: Álbum Review

Foto de Era Festival

Entre medias de estos dos encuentros, el único artista que no venía de la tierra de los chubascos tenía turno. Daphni comenzaba a las 23:00, y no habían pasado ni seis minutos cuando ya tenía a todo el público bailando con el “Somethin’ Here” de Terrece Parker. A partir de ahí fue un no parar de sonar grandes clásicos de la música disco, desde el “Music Is The Only Way” de Shake hasta el “Jucy Sushi” de Black Cock, pasando por sonido africano lleno de encanto con Trio Ternura y el edit de Mr Mendel al tema “A Gira”. También temas no tan alejados en el tiempo como el “Pool Party” de Mall Grab o su nuevo “Hey Drum”. Para finalizar, Daphni sacó su estilo ravero inglés y nos enseñó su repertorio UKG, perfecto para lo que luego continuarían Orbison y Pearson.

Luther Davis Group – You Can Be a Star (Daphni Edit) played by Daphni

Uno de los atractivos de Love Rave que nadie pudo ignorar a la hora de asistir era ese último set que ya días atrás nos llevaba rondando la cabeza al ver los horarios. Hablamos de las últimas dos horas de “All Artist b2b”, algo que sin lugar a dudas hacía relamerse los labios a cualquiera. También es cierto que el realizar un b2b entre 8 personas podía causar bastante dolores, al poder perder el hilo argumental la sesión o simplemente carecer de este, convirtiéndose en un caos. No se llegó a tal extremo, pero también es verdad que no fue lo que pudo haber sido. Y es que el ir turnándose tantas personas en un set llevó a eso que tanto temíamos, aunque disfrutamos sin recelo y nos bailamos hasta el último track. La selección fue exquisita en todo momento, y las energías, la felicidad y el buen rollo se respiraba por todos los rincones. Pero sin dudas nos quedamos con los sets individuales de los distintos artistas. Pero repitiéndonos, esto no quita que no escucháramos grandiosos temas, como el Needle & Thread de Objekt, que Ben UFO se marcó causando auténtico furor, o el desconcierto pero a la vez agrado al ponerse Daphni el tan conocido The Bells de Jeff Mills. El «Can You Feel It» de Chez Damier o el Percussions de Four Tet,  quien además como no podía ser de otra manera tuvo el honor de poner punto y final al encuentro con el “Wenu Wenu” de Omar Souleyman, al que le siguió a modo de despedida el Bibbidi-Bobbidi-Boo rescatado del cuento de Disney La Cenicienta.

Love Rave consiguió crear un encuentro íntimo y especial en un ambiente donde se respiraba magia y con unos artistas que todos y cada uno de ellos han conseguido hacer un hueco en nosotros con su increíble música y dedicación. Una fiesta donde hemos podido bailar con música de distintas partes del mundo, de la más profunda África, de Sudamerica e incluso del Asia más oriental. Donde hemos podido emocionarnos con temas lleno de alma y quebrarnos las piernas con auténticos hits rompepistas. Una fiesta donde hemos escuchado de todo, pero todo ha sido bueno y repleto de calidad. Esperemos que Love Rave vuelva a aparecer pronto, porque el buen sabor de boca que ha dejado en nosotros es innegable.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Diseño y desarrollo web por: Marketing del Norte

© 2020 theBeatcom.
All Rights Reserved.

Scroll To Top