thebeatcom

Mejores discos música urbana 2018

Sea cual sea tu gusto, 2018 ha sido un gran año para la música en todos los sentidos. Más que nunca,  se sentía el año donde numerosos artistas nuevos han cambiado las reglas del juego compartiendo espacio con los más veteranos. Un año fuera de prejuicios y etiquetas encaminado hacía la ruptura de géneros musicales.
Es por ello que desde theBeatcom hemos querido hacer balance seleccionando lo que para nosotros han sido los álbumes más destacados del año. Nada de clasificar de 1 a 10, simplemente una lista donde estarán lo que para nosotros son discos de escucha obligatoria para entender el 2018, musicalmente hablando.

Denzel Curry – TA1300

El álbum de Denzel Curry está por encima de la media en cuanto a personalidad, originalidad y estética. Destacamos TA1300 por ser lo que esperábamos de Denzel desde sus inicios con Nostalgic 64 en la que podíamos presenciar una energía especial en él. El enfoque musical de TABOO gira entorno a un tempo que, dependiendo del acto en el que se encuentre, estaríamos ante una visión del artista determinada ya que el álbum se divide en 3 partes: Light, Grey y Dark. Definitivamente Denzel Curry se limita a demostrar la habilidad que tiene fluyendo sobre una visión personal y oscura apuntando directamente a lo tabú: el odio, la paranoia, la industria musical o la muerte.. abordando deficiencias de quienes le rodea. Gracias a esa actitud punk, es un disco que carece del cliché sureño a pesar de los orígenes del dirty south tan sutilmente marcados sobre el hardcore/experimental


Kids See Ghost – Kids See Ghost

Ha pasado casi una década desde que Kid Cudi y Kanye West no se juntan en un proyecto de larga duración y se unen como Kids See Ghost en un album que llega con tanta necesidad para los propios artistas como para los fans. Tras pasar ambos por rehabilitación a causas de salud mental, Kanye decide producir 5 proyectos en Wyoming de 7 canciones donde KSG aparece en la lista. Kanye y Cudi encuentran el momento perfecto de realizar lo que será la salida del túnel en el que se encontraban, creando uno de los mejores álbumes de 2018. Desde 808 and Heartbreak llevan demostrando una química especial siendo KSG el detonante de esa complicidad en el estudio. Son detalles como el mensaje positivo que transmiten tras ese velo de negatividad que les persigue en cada uno de los temas con una atmósfera oscura pero con una historia de superación; el sonido de las cadenas en Fire que los une en la misma condena.. los adlibs de Kanye simulando tiros en Feel Love con el “I can still feel the love” de Cudi.. mensajes opuestos y unidos de manera magistral para transmitir sentimientos a ritmo de hip hop.


Tabby – Peachfuzz

Peachfuzz de Tabby es de los últimos discos de la lista que fueron lanzados antes de acabar el año. Elementos noventeros como contemporáneos a lo Digable Planets, homenaje a Naughty By Natur… hasta artistas de hoy como Brockhampton o Danny Brown. Es un disco que se atreve en una segunda mitad con música indie, bedroom pop o r&b. Tabby se mantiene bien alto en un lp tan rico en influencias que es imposible ignorar este gran trabajo. Definitivamente, el artista de Minnesota ha sido capaz de revelar su talento musical en dos caras claramente diferenciados musicalmente con una propuesta de lo más singular.


Travis Scott – Astroworld

Desde su primer día fuera, Astroworld estuvo en boca de todos, el crecimiento de Travis Scott desde su debut es inmenso y este tercer album de estudio es sin duda el culmen de su carrera. Travis Scott es de esos artistas introducidos en la escena urbana en la época perfecta por la aceptación del público, por encajar tan bien en todos y cada uno de los géneros y subgéneros que hoy día se experimentan y sobre todo por su constante evolución musical a medida que lanza un trabajo de larga duración. Con Astroworld, Travis demuestra un inmenso imaginario musical que lleva al southern rap a sus límites en una larga lista de canciones que le permite tener  el espacio necesario para utilizar todos y cada uno de los componentes que forman el encanto del trap. La producción es sólida, aporta un gancho especial en cada uno de los 17 tracks… Astrowold no es sólo una evolución de Travis sino una línea que marcará la transición del hip hop contemporáneo.


JPEGMAFIA – Veteran

El cambio direccional que toma JPEG con Veteran en lo musical es de los pasos más importantes y asombrosos de lo experimental y el noise en concordancia al hip hop de 2018. El contenido de Veteran es diferente, material totalmente autoproducido por el mismo Peggy y con una selecta lista de colaboraciones que siguen a la perfección unas pautas e ideologías que giran en torno a Veteran como la política, la cultura pop o el racismo. El frenetismo que ofrece en sus 19 temas está por encima de la media, un trabajo que llama la atención por esa violenta atmósfera que se respira en base a autoreflexiones en melodías carentes de armonía pero sobrantes de mensaje que impacta al oyente sobre  riffs y sintetizadores que glitchea y transforma por completo el sonido más industrial.


Pusha T – Daytona

Mientras todos esperábamos King Push, Pusha T convierte su esperado album en DAYTONA, uno de los proyectos que Kanye produjo en Wyoming y por qué no, uno de los mejores álbumes del año. La razones son tan simples y concisas como el contenido del mismo proyecto, Daytona es un viaje a la lujuria que rodea a Pusha y al hip hop, la viva imagen de la cultura que vemos de fuera concentrados en 7 pistas. La comodidad y el control de Pusha T en el micro bajo la producción de Kanye es la mezcla causante de uno de los proyecto más necesarios de los últimos años. De la misma manera, las barras de Pusha se fundamenta a la perfección con la habilidad única que tiene Kanye en el sampleo, una analogía imprescindible que da forma a la columna rítmica de Daytona como pilar que sustenta sin problemas el peso de dos leyendas en un proyecto en solitario de Pusha T.


Blood Orange – Negro Swan

Negro Swan es de los productos alternativos del R&B más atractivo del género, y es que Dev Hynes se adentra en la cultura negra como Blood Orange siendo Negro Swan el resultado de una visión realista y sentimental. Una exploración a la esperanza a ritmo del mejor Neo Soul y Synth Funk por lo musicalmente templado que resulta este trayecto de recuerdos. Un retrato hacia lo marginal y lo depresivo pero con ese magistral toque positivo que le aporta la música progresiva que podemos encontrarnos hasta llegar al clímax. Canciones que experimenta y se fusionan entre el Indie y el Ambient Pop reflejando con ello ideas que expone de manera que te atrapará al momento.


The Internet – Hive Mind

El grupo de Los Angeles The Internet son los encargados de dar esa pincelada tan necesaria de Funk setentero al año, sonidos de bajos que llevan consigo una extensa multitud de géneros que acompaña la voz de Syd al son de acordes tan rítmicos como atmosféricos. Hive Mind es un album que juega muy bien su apuesta a la diversidad manteniendo un concepto de música ambiental durante todo su transcurso. El Soul Psicodélico camina sobre terreno funky, con texturas de Keyboards, bajos, baterías e hipnóticas voces… son de los ingredientes principales que hacen que te sumerjas en un espacio paralelo al mundo real.


Noname – Room 25

Noname emerge al rap poético, con humor transparente y más maduro con respecto a su anterior Telefone. Room 25 es un lp que supone la revelación de una artista que se manifiesta abiertamente en uno de los ámbitos menos explorados del hip hop. La rapera de Chicago hace que te adentres en su acogedor espacio de jazz que dirige como hilo conductor la fluidez de ésta con patrones de funk y neosoul. Un album  minimalista en cuanto a contenido rap pero con espacio de sobra para sentir el conjunto de Room 25 como una pieza única en su especie.