X edición del festival internacional de creatividad digital MUTEK

Mutek arraiga y se aclimata a Barcelona con la incorporación de nuevos espacios.

Tras la celebración del décimo aniversario del MUTEK. Asegurar que este festival sigue un crecimiento exponencial. Lo más importante de esta edición ha sido la inclusión de nuevos escenarios. La Roca Barcelona Gallery fue el escenario perfecto para acoger la inauguración el pasado miércoles 6 de marzo. También se han incorporado este año como venues los espacios de L´Audirori, donde tuvo lugar A/VISIONS 2 el sábado 9. La Universidad Pompeu Fabra y el espacio de coworking WeWork Barcelona. A estos les sumamos los ya tradicionales Nitsa, Institut Français, Imagin Café y Laut. Con todos estos puntos de interés, Barcelona queda bajo el influjo de la creatividad digital, de los Digi Labs, los conciertos, las performances y el espíritu de la creación de este festival en Canada. 

Recordemos que MUTEK Barcelona es un satélite, de hecho el único que hay en Europa de esta asociación sin ánimo de lucro fundada en Montreal. Actualmente MUTEK tiene celebraciones en Montreal, Mexico DF, San Francisco, Buenos Aires, Tokyo, Dubai y Barcelona. 

La participación ha sido muy internacional con 45 artistas de 17 países diferentes y el festival continúa reuniendo y asociando una red de festivales con la intención de facilitar los intercambios y colaboraciones entre artistas. El programa Play del festival está directamente involucrado con esta meta. El Mutek además de programar actuaciones, también realiza talleres, demostraciones y charlas sobre tecnologías relacionadas a la creación. De ahí el nacimiento destacado del programa Digi_Lab.

Inauguración

Como hemos comentado fue celebrada por primera vez en la Roca Barcelona Gallery el pasado miércoles 6 de marzo. Tras la presentación y parlamentos MUTEK presentaba a NONOTAK. Nonotak comenzó como un proyecto encargado por los arquitectos franceses Bigoni-Mortemard para diseñar un mural de vestíbulo para viviendas públicas en París. 

NONOTAK es la colaboración entre la dibujante Noemi Schipfer y el arquitecto-músico Takami Nakamoto. Ambos engendran alucinantes instalaciones de arte visual que cobran vida, fusionan música electrónica, diseño de iluminación con luces estroboscópicas, sombras y múltiples pantallas integradas en estructuras que rodean a los artistas. Noemi y Takami confunden lo virtual y lo real en presentaciones hipnóticas con nombres como Daydream, Isotopes y Dream Collapse, creando un universo de sonido interactivo y metamorfosis ligera que envuelve no solo a los artistas, sino también al público.

En esta ocasión y según sus creadores deseaban crear una instalación con laser pero sin humos, de tal forma que tuviéramos la sensación de un entorno seco, sin partículas. Todo para superar nuestra percepción humana. Una performance hipnótica en lo visual y devastadora en lo auditivo, con un exceso de volumen probablemente.

Posteriormente pudimos asistir a la actuación de Microfeel. Microfeel es el proyecto audiovisual alternativo de Sebastian Seifert. Sebastian Seifert es un músico argentino que desarrolla su carrera en Barcelona.  Una actuación donde la imagen y el sonido se comunican y comparten el mismo lenguaje con la pretensión de apresar la sinestesía musical y visual ofreciendo un nexo evidente entre las distintas disciplinas musicales del artista. La electrónica, el ambient y la experimentación.

AMBIENT

Tras visitar el centro neurálgico de esta edición el WeWork Barcelona, nos trasladamos para asistir a la propuesta AMBIENT, en el Imagine Café de la calle Pelai. 

Allí con un gran ambiente y expectación para lo estrecho de la sala, con algo de retraso comenzaba la actuación de la estadounidense Michele Mercure.

Armada con un par de sintetizadores, computadora y algún pedal de efectos, la americana, con mono de mecánico, nos ofreció su electrónica de discurso. Samples de oratorias, pasajes de audios históricos conviviendo con una electrónica abstracta e industrial, pero a la vez muy amable. Sin complicaciones para los no entendidos. Con ritmos cadentes y melodías pegadizas dignas de finales de los ochenta, principios de los noventa. Era como si Harold Faltermeyer nos visitara y en ocasiones la doble de Laurie Anderson con su voccoder.

Acto seguido, la actuación de Rafael Antón Irisari. Irissari es considerado como uno de los artistas más aclamados de la música ambient en estos momentos en todo el panorama. Su trabajo está asociado predominantemente con música post-minimalista, drone y electrónica, explorando la estética textural, caracterizada por densas capas de reverberaciones y altos delays, lo que sugiere un estilo más cinematográfico.  

Una actuación con elementos de otros estilos, tales como amplificadores de bajos o guitarras, guitarras rasgadas con arcos de violín, etc… que hicieron las delicias de los presentes.

A/VISIONS 1

En la misma jornada del jueves 7 de marzo, asistimos a la presentación de la sección A/VISIONS 1. En el salón de actos del Institut Français nos disponíamos a visionar las dos actuaciones programadas. 

Ver también

En primer lugar veríamos Push 1 stop & Wiklow. Cadie Desbiens-Desmeules, artista y VJ digital con sede en Montreal y el artista de sonido y compositor también de Montreal Michael Dean. 

Una obra audiovisual generativa de proyecciones volumétricas, humo ascendente y una membrana transparente que vibra con algoritmos de audio reactivo y luz, invitándonos a adentrarnos en el espacio entre la percepción y la ilusión. Todo ello con una sinfonía de tecno experimental.

A continuación Martin Messier & YROMessier y YRO presentan ASHES en MUTEK, un proyecto que reinventa la materia quemada utilizando microscopios, proyección de video, cámaras, luz y un sistema motorizado conceptualizado específicamente para el proyecto. A base de palancas que inician procesos tanto a nivel de audio como de video.

A Messier ya lo habíamos podido ver presentando su “Fields” en el Sònar, dejándonos con la boca abierta. Si bien esta performance, ASHES no es tan espectacular como Fields, arrastra la marca Messier, con la intención en todo momento de golpear sonoramente al público ubicado tranquilamente en la butaca. Es como si quisiera subirnos la adrenalina y ya de pasó los pulsos con continuos y bruscos cambios de volúmenes, alterando nuestras reacciones constantemente, al igual que lo hace un film de terror con los constantes sustos. 

ASHES nace de un incendio que se produjo en la sala de almacenamiento del estudio. El material que iban a utilizar en estas sesiones quedó absolutamente quemado y es el que utilizan en la performance para cuestionar la complicada relación entre lo material y lo inmaterial, entre la destrucción y la reconstrucción.



View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 theBeatcom.
All Rights Reserved.

Scroll To Top